Ceguera

La ceguera es la peor consejera. No ver lo que pasa, la realidad que nos rodea, no intentar escarbar profundo en las posibles causas de los hechos, sus motivaciones íntimas, la inercia de la historia que las lleva a lo que son hoy, es realmente no querer ser parte de una sociedad, de un tumulto de personas interdependientes. El juicio fácil, buscar controlar o lisa y llanamente eliminar, sacar del juego, lo que nos molesta, sólo porque no nos permite vivir tranquilos y cómodos es para mí una muestra de lo hondo que el individualismo ha calado en nuestras vidas, tan hondo que ya no sentimos empatía y por lo tanto no podemos lograr ver lo que pasa sino solo querer que ya no nos pase.

Estamos viviendo momentos duros, difíciles, agitados….momentos que empezaron con esperanza y alegría, con el gusto de volver a tomar nuestras calles, llenarlas de color y hacerlas vibrar…con los cantos, con nuestra voz, con las demandas de un país simplemente un poco mejor, más justo y solidario, menos individualista y metalizado.

Sin embargo, chocamos con la ceguera y sordera de hombres y mujeres encerrados en trajes caros, hombres con el gusto por el dinero y sus formas, hombres que han participado activamente en la creación de una sociedad mercantil, donde la solidaridad se reemplaza por la caridad, donde el dinero y sus “oportunidades” deciden todo, donde ya no somos un colectivo humano sino individuos dedicados al trabajo, el consumo y el endeudamiento.

Tanta ceguera hizo rebalsar el vaso….las demandas por años desestimadas, la gente por años dejada de lado vio en este movimiento nuevo un nicho para descargarse, una oportunidad para hacer lo único que les ha quedado para ser alguien en esta sociedad…la violencia, el pillaje, la destrucción. Y así los mismos ciegos de siempre no se demoran en llamarlos lumpen, delincuentes, vándalos, violentistas y vociferan llamando a policías (y militares) a que los lleven al único lugar donde pertenecen (o por lo menos no molestan)…las cárceles.

Y peor aun, llaman a la sociedad toda a manifestarse contra ellos, a repudiarlos y marginarlos más, produciéndose incluso duros enfrentamientos entre los llamados “cara descubierta” y los encapuchados. Qué terrible…!! Gente contra gente, a piedrazos….gente contra gente cultivando más rencillas y más odios (invitados a ello por el gobierno dialogante Ja!).

La ceguera…la flojera de detenernos a pensar, de asumir que la delincuencia, violencia, drogadicción y ahora violencia o vandalismo social, no son un fenómeno espontáneo, no son producto del aburrimiento de los jóvenes, no son un producto del mal o del demonio…Son producto o consecuencia de nuestra sociedad, del sistema que hemos construído (o nos han impuesto; como queramos verlo) o del cual a lo menos somos complices. Por eso que hoy cuando el modelo se cae a pedazos, el patrón se repite por todo el mundo….el descontento no escuchado obviamente se transformará en violencia…pero cómo lo van a escuchar si son los reyes de la ceguera, desde sus barrios, universidades y balneareos privados…desde sus cómoda posición de privilegio, cómo van a ver y más aun entender lo que pasa….cómo….

Y nosotros, cada uno, tan facilmente que podemos entrar en su juego…en la lucha por nuestra propia tranquilidad, nuestra casa, nuestro dinero…si no con indiferencia, descaradamente compitiendo, con el otro…ese lejano…que no se quién es…..

ciegos todos, todos contra todos….

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Ceguera

  1. Concuerdo en que las raíces de la violencia juvenil son profundas y hay que hacerse cargo de ellas. Pero eso no significa que la justifiquemos ni que no tratemos de hacer recapacitar a los que la ejercen. Mucho de la tragedia de Chile tuvo que ver con la complacencia ante quienes, en Democracia, preconizaron la violencia como forma de acción política.

    • Raúl dijo:

      Estoy absolutamente de acuerdo contigo. No podemos justificar la violencia, mas, para hacernos cargo de ella y tratar de hacer recapacitar a quienes la utilizan y justifican debemos dejar de ser ciegos, buscar dichas raíces y comprender el porque de su génesis, sino, quienes si la justifican como vía política valida, podrán reclutar más adeptos y todos perderemos un poco más.

  2. Montse dijo:

    Que inspirador, Raul; gracias! por plantear clara y poeticamente como todos formamos parte de un mismo sistema. Espero que de a poco sean todos los bandos los que empiecen a abrir los ojos; y logremos desde el descontento organizarnos, asumir responsabilidades, levantar alternativas, trabajar por ellas y construir, en el respeto mutuo, esa sociedad incluyente y justa que tanto anhelamos. Un abrazo!

  3. Montse dijo:

    Lo lamento, puede que en mi emocionalidad no me haya expresado claramente:
    Concuerdo con tu diagnostico, y si bien entiendo las razones que se esconden tras las piedras, creo que para nosotros el tiempo de las molotov ha terminado.
    El descontento frente al sistema capitalista y sus desigualdades es tal que ya no se necesitan mas actores que promuevan violencia y rencor, sino mentes agiles y creativas capaces de presentar y construir caminos alternativos.
    Espero que la tuya sea una de ellas…

    Ahora mas que nunca necesitamos innovacion, compromiso y cooperacion

    • Raúl dijo:

      Montse….
      Gracias por tus palabras. Como tu creo que la creatividad, agilidad mental y las palabras son las nuevas herramientas de lucha y han mostrado ser útiles en los últimos meses para ejercer grandes cambios. Sin embargo, y esa es la idea central de este post, no podemos ni debemos desconectarnos y no darnos el tiempo de analizar, observar y ojala comprender o mejor aun empatizar, con las motivaciones que llevan a unos y otros a tomar esta o aquella decisión o posición dentro de la sociedad. Los que han sido marginados y responden con rabia y violencia tienen sus razones y nosotros, cómplices del modelo/sistema debemos comprenderlas antes de condenarlas y debemos usar nuestras mentes ágiles en diseñar espacios donde quepan mas que no sean cárceles….

  4. Montse dijo:

    si, si, creo haber entendido la idea del post desde el comienzo. el mensaje es claro, poetico e inspirador. me ha gustado mucho. concuerdo absolutamente contigo, y he defendido las mismas ideas en inumerables conversaciones telefonicas de perfil “analista politico” que mantengo con mi madre periodicamente (estando tan lejos y que uno termine hablando de politica…cosa peculiar). Solo queria agregar ese comentario adosado: violencia sin construccion, bien merece omision.
    saludos y mucha suerte en el andar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s