Barriendo mar adentro…

Hoy desperté a lo lejos
calmando el horizonte
barriendo mar adentro

Las cábalas se acabaron hace siglos
solo la rutina del sí mismo impulsa este mito

Las claves de su existencia hundidas en sus mecanismos
la virtud de nuestra ceguera
es un espejo infinito

Reflejándonos en nuestras miserias vamos callando
paso a paso poco a poco olvidando el rumbo
de los pasos que nunca dimos

Caminos de arena
relojes muertos
el tiempo y el desierto parecen un mismo poema
la ternura de cada momento es una gota de lluvia
un oasis microscópico de recuerdos

Un momento colgando de un ala
una pluma un ojo una escama
se mezclan las formas
me revuelco en la cama
o es de día ya y estoy caminando en la nada…

Esta entrada fue publicada en Versos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s